África enfrenta un cuarto de billón de casos de coronavirus, predice OMS | Desarrollo global

Casi un cuarto de billón de personas en 47 países africanos contraerán coronavirus en el próximo año, pero el resultado será menos casos graves y muertes que en los Estados Unidos y Europa, según una nueva investigación.

Un modelo de la oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para África, publicado en BMJ Global Health, predice una tasa más baja de transmisión viral y propagación en todo el continente que en otros lugares, lo que resulta en hasta 190,000 muertes. Pero los autores advierten que el aumento asociado en los ingresos hospitalarios, las necesidades de atención y el «gran impacto» en servicios como la inmunización y la maternidad abrumarán los servicios de salud ya estirados.

Según el modelo, aproximadamente uno de cada cuatro (22%) de los mil millones de personas en los países medidos se infectarían durante el primer año de la pandemia. Sin embargo, es probable que la enfermedad dure más, quizás por varios años.

Según los autores, el perfil de edad mucho más joven del continente en comparación con otros países es responsable de las tasas de transmisión más bajas. La caída en las tasas de obesidad en los países africanos, en comparación con los Estados Unidos y en otros lugares, también está ayudando a retrasar su progresión.

«El factor más importante en nuestros números es la edad», dijo el analista de datos Humphrey Karamagi. “También tenemos muy pocas personas obesas, aunque el número está aumentando. Pero no a nivel estadounidense. »

Un informe de Comisión Económica de las Naciones Unidas para África A mediados de abril, se esperaba que las tasas de infección y mortalidad del continente fueran mucho más altas, 1.200 millones de infecciones y 3.3 millones de muertes. Sin embargo, los modelos no son comparables, ya que el nuevo modelo utiliza datos de la Región de África de la OMS, un grupo más pequeño en el continente que no incluye Djibouti, Egipto, Libia, Marruecos, Somalia. , Sudán o Túnez. El documento ha sido revisado por pares. Los científicos también han aprendido mucho más sobre el virus y su transmisión desde la investigación de la ONU.

«Hemos tratado de tener en cuenta lo que vemos en el terreno», dijo Karamagi. «Y estamos viendo tasas de transmisión más lentas en los países africanos en comparación con Europa y Estados Unidos».

Algunos comentaristas han especulado que los países africanos pueden informar menos casos porque no los detectan, pero Karamagi señala hacia el sur África, que tiene «buenas capacidades de detección, pero números bajos».

«Podría haber un efecto de señalización, pero no creemos que eso explique completamente las tasas, cuando vemos el patrón que estamos observando. Hay algo en torno a la estructura sociocultural o de desarrollo o ambiental que ralentiza las tasas de transmisión ”, agregó.

Los investigadores calcularon el riesgo de exposición y estimaron el número de infecciones y muertes para cada uno de los 47 países de la región de la OMS.

«Incluimos el riesgo de exposición en nuestra estimación del riesgo de transmisión», dijo Karamagi.

El riesgo de exposición, que es específico del país, está determinado por factores como el número de personas en un hogar, la densidad de la población, la proporción de la población que vive en barrios marginales y la infraestructura vial.

Los países pequeños, incluido Mauricio, son probablemente los más vulnerables, mientras que los países escasamente poblados como Níger, Mauritania y Chad son menos vulnerables, según los resultados de la investigación. Es probable que per cápita, Mauricio, Seychelles y Guinea Ecuatorial tengan el mayor número de casos.

Los países más grandes, como Camerún, Sudáfrica y Argelia, estarían en mayor riesgo, mientras que se espera que Nigeria tenga el mayor número de infecciones en general, seguido de Argelia y ‘Africa del Sur.

Los datos recientes sobre personas en riesgo de síntomas más severos, como aquellos que son obesos o que tienen hipertensión o diabetes, han informado la investigación. Los niveles de diabetes en África son similares a los observados en otros lugares, pero es más probable que la afección no se diagnostique, por lo que se esperan más casos de infecciones graves en personas consideradas saludables.

«El patrón que parece estar surgiendo es que son las enfermedades del estilo de vida las que llevan a alguien a una enfermedad grave en lugar de a las enfermedades de la pobreza», dijo Karamagi. «Tenemos menos personas cuyas infecciones progresarán a una enfermedad más grave».

La tasa de mortalidad por infección en África, dijo, fue del 0,06%, en comparación con alrededor del 0,1% en otros lugares.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: