México: adolescente estadounidense asesinado a tiros por la policía en Oaxaca | Mexico

La policía local mató a tiros a un adolescente estadounidense en el estado de Oaxaca, en el sur de México, en otro impactante caso de abuso y brutalidad policial.

La víctima de 16 años, identificada solo como Alexander, fue asesinada el martes por la noche después de salir a comprar refrescos, según informes de los medios.

Los detalles del tiroteo siguen sin estar claros. Agencia de prensa Quadratín dijo que Alexander murió en una patrulla en un ataque que hirió a un amigo. El periódico Reforma citó a un familiar que dijo que Alexander estaba manejando una motocicleta con un niño de 15 años alrededor de las 10:50 p.m. y que la policía lo había perseguido.

“Estaban en una estación de servicio comprando un refresco. Comenzaron a disparar, y como estos niños de 15 y 16 años tenían miedo, corrieron ”, dijo a Reforma una prima, Dulce Darián.

«No les dieron la oportunidad de detener o quitarse las máscaras. Simplemente comenzaron a disparar y le dispararon en la cabeza. Alexander murió instantáneamente porque la policía no quería darle primeros auxilios». «

Los fiscales en Oaxaca abrieron una investigación sobre los disparos en la ciudad de Acatlán de Pérez Figueroa, pero no proporcionaron ningún detalle, según un breve comunicado.

El gobierno municipal expresó su pesar en su página de Facebook «por el incidente de anoche» y dijo que había dado pruebas a los investigadores estatales.

Pero también trató de pasar el tiroteo como un accidente, diciendo que no se había hecho «de mala fe o dañar a la comunidad».

También mostraron un astuto apoyo a la policía con el hashtag ilegible: #Thehistoryofthe[police]fuerzas para sí mismo.

La declaración del municipio reflejó una tendencia por parte de las autoridades mexicanas de culpar a las víctimas de la violencia por los crímenes y ataques cometidos contra ellos, incluida la violencia policial.

«Quieren incriminar a Alexander para justificar la bajeza de sus acciones», tuiteó Javier Valdivia, originario de Acatlán de Pérez Figueroa.

Video subido a Twitter mostró a una mujer presuntamente la madre de Alexander mientras gritaba a la policía: «Mi hijo no estaba mal, no fumaba, no bebía, mi hijo tuvo un sueño … No son delincuentes son niños, y no voy a creer que estos imbéciles los hayan confundido [with someone else]. «

Los informes de la prensa local dijeron que Alexander estaba con sus abuelos en la ciudad donde le dispararon. Los familiares dicen que nació en Carolina del Norte de padres mexicanos.

El asesinato se produce pocos días después de una ola de indignación nacional después de la muerte de Giovanni López, un trabajador de la construcción en el oeste de Jalisco, que fue arrestado por la policía municipal por no tener máscara gastada y encontrado muerto al día siguiente por su familia

Las protestas posteriores contra la violencia policial se han encontrado con más violencia policial. Unas 80 personas fueron detenidas por policías vestidos de civil en su camino a una manifestación en la ciudad de Guadalajar, y detenidas durante horas. Las víctimas dijeron que estaban golpeado, amenazado de muerte y finalmente arrojado a zonas aisladas.

La evidencia reunida por grupos de derechos humanos sugiere que las fuerzas de seguridad en México son regularmente abuso, tortura y ejecuciones extrajudiciales.

«Es realmente una mezcla volátil de falta de capacitación, incapacidad para atraer personas de calidad y falta de supervisión», dijo Falko Ernst, analista senior en México del International Crisis Group. «También existe una cultura endémica de corrupción y colusión».

Con el informe de Associated Press



Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: