Uncategorized

Ghetts: Revisión de conflictos de intereses – Melancolía brillante e iluminada por el sodio sobre el debut de una gran discográfica | Rap

TEl tercer álbum de Ghetts es una maratón de escucha (digerirlo de una sola vez lleva más de una hora), pero apenas pasan tres minutos antes de que mencione que fue lanzado por Warner, el gran sello venerable de Madonna, Stevie Nicks y uno de los innumerables invitados. estrellas de conflicto de intereses Ed Sheeran. La pregunta de si el hip-hop británico necesita grandes sellos para tener éxito es intrigante: algunas pistas, escuchas a Skepta, en una forma particularmente feroz, explica con orgullo cómo le dijo a la industria de la música establecida que hiciera una. Pero es comprensible que Ghetts haga alarde de su nuevo acuerdo. Viene, como él mismo dice, después de «15 años de trabajo duro, sin descanso».

Portada del álbum Ghetts: Conflict of Interest
Portada del álbum Ghetts: Conflict of Interest

Como lo demuestra el elenco de apoyo del álbum, hasta el extremo Dizzee Rascal, en el otro recién llegado Pa Salieu – La carrera de Ghetts se remonta casi a los albores de la inmundicia. Fue miembro del sucio colectivo Nasty Crew y lanzó su primer mixtape en 2005. Desde entonces, en medio de los constantes vítores, cambió su estilo de su primer asalto furioso a algo más variado: uno de los puntos de conflicto de intereses más llamativos. . Esta es la frecuencia con la que su expresión vocal cambia del enfoque de los colmillos desnudos que golpeó cuando todavía se llamaba Ghetto, a una voz despreocupada, a un tono de conversación discreto. Sin embargo, sigue siendo una especie de figura de culto. Quizás el poder de marketing de una gran corporación pueda hacer lo que hasta ahora no han logrado las buenas críticas y la aprobación de sus pares.

Dicho esto, Conflict of Interest no se parece mucho al trabajo de un artista que adopta el enfoque total necesario para el éxito general. Ghetts se negó a unirse a la fiebre del oro del pop-rap de hace diez años, cuando muchos de sus contemporáneos optaron por ritmos house comerciales y coros pegadizos. Aquí parece prevalecer un enfoque igualmente tranquilo. Algunas pistas son claramente más comerciales que otras, incluida Good Hearts, con influencia de Garage británico, que presenta una dulce voz street-soul de la sueca Aida Lae, y la colaboración de alta intensidad de Sheeran. Auto-Tune, 10,000 Tears. Pero no hay un sencillo obvio aquí. No hay ningún productor famoso; en cambio, emplea un arreglista y secciones de cuerdas y metales, no el enfoque más obvio para un álbum de rap británico, pero sí el que funciona.

Los arreglos están hermosamente hechos, sutiles en lugar de llamativos, un factor clave para crear el ambiente desbordante del álbum. Hay destellos de ira, momentos en los que prevalece el deseo de ajustar viejas cuentas y despedir a los rivales al estilo antiguo: el single Skengman entra en la disputa en curso entre los invitados Stormzy y Chip – y la mencionada colaboración con Skepta en IC3 es bastante abrumador: si su exploración de la raza no es tan compleja o matizada como DaveS Negro, lo compensa con el puro poder incendiario del combate de la pareja. Pero el tono musical dominante del álbum es una pensativa melancolía de la madrugada: Hop Out y Fire and Brimstone, una versión solitaria y discreta del G-funk; las muestras vocales manchadas y fantasmales que resuenan alrededor de la Autobiografía; acordes de piano de jazz a la deriva a través de Proud Family, una pista en la que la electrónica suena como ráfagas de viento, como si todo estuviera sonando en una calle desierta e iluminada con sodio.

Ghetts: No Mercy ft Pa Salieu y BackRoad Gee – vidéo

Es un estado de ánimo que refuerza lo que tiene que decir. No desea descripciones elaboradas del talento y la superioridad de Ghetts, pero realmente tiene sentido cuando está absorto en sus pensamientos, ofreciendo retratos inteligentes y austeros de la vida familiar pobre, de amistades que se han desvanecido gracias a las penas de prisión, las preocupaciones por los ciclos generacionales del crimen y la violencia: «Yo era lo que veo que todos los jóvenes se convierten». Hay mucho aquí sobre su pasado, el tráfico de drogas y el robo que lo llevaron a la cárcel de vez en cuando durante su adolescencia, pero tiene una nota curiosamente conmovedora, más poderosa que la fanfarronería o la moralización machista. Hop Out detalla una serie de robos de automóviles (parece recordar la marca y el modelo de todo lo que cortó) con una voz cada vez más enojada y frenética, que recuerda una comparación jactanciosa con Nicolas Cage en Gone in 60 Seconds, antes de cambiar repentinamente de humor. : «Al día siguiente, tenía escuela por la mañana», dijo en voz baja, una línea que aterrizó como un puñetazo. Se ríe, notando que se presentó en un auto mejor del que sus maestros podían pagar, pero la risa parece hueca.

El conflicto de intereses parece más cercano a la expansión de Dave Psicodrama que otros álbumes de rap británicos recientes: inteligente y oscuro, largo pero sin relleno. El autor de Psychodrama se presenta como debe ser en Little Bo Peep, seis minutos de un soul desgarrado prácticamente palpitante que finaliza el álbum con una nota particularmente rítmica. C’est une façon peu probable de se lancer dans une carrière dans un grand label, mais cela a du sens: le conflit d’intérêts ressemble à l’œuvre d’un artiste qui travaille sur le long terme plutôt que sur des récompenses à corto plazo.

Esta semana Alexis escuchó

Darren Hayman: martes
El último proyecto del venerable indie atípico Hayman, Música para ver las noticias, está destinado a ser escuchado cuando presionas silencio en las transmisiones de televisión, sin poder soportar más: instrumentales acústicos cálidos, relajantes y ligeramente deteriorados. Encantador.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: