Uncategorized

John Holder: «Me sacudí el barco y fui castigado por hacer bien mi trabajo» | Langosta

«I Aprendí que si mueves el barco, te castigan. El chico negro avergonzando al grillo inglés, enderezándose. Tienes que estar en tu lugar, así que me sacaron del panel de prueba. Pero no me volvieron a poner en mi lugar, no iba a pedir que me reintegren. Mantuve mi cabeza erguida.

A John Holder no le gusta mucho hablar. Como él dice, «No es mi estilo». O al menos no lo ha hecho, hasta ahora. Como el oficial de partidos negros con más años de servicio en la historia del cricket inglés, sus palabras tienen un estatus único. Sobre todo porque se expresan con la fácil claridad de un hombre que se siente libre de decir lo que piensa.

Durante una hora de discusión soleada y de buen humor, Holder libera casualmente las pepitas de una vida distinguida como jugador, árbitro y ahora abuelo retirado.

Una vez tuvo que organizar una sesión de árbitro con los capitanes de equipo Kapil Dev e Imran Khan sobre el manejo del balón en una serie de pruebas en Pakistán. Acaba de recibir la vacuna Covid-19 después de pasar una mañana haciendo cola con otros residentes ancianos de Lancashire (no le dolió). Y – oh, sí – le ofrecimos £ 10,000 por el sindicato de juegos con sede en Singapur para arreglar el penúltimo ODI entre Sri Lanka y las Indias Occidentales durante el torneo de la Copa Pepsi de 1993 en Sharjah.

«Si de alguna manera pudiera asegurarme de que los bateadores iniciales de Sri Lanka pusieran 85, me pagarían £ 10,000 en efectivo», dijo sobre un partido en el que Sri Lanka fue derrotada de manera tranquilizadora. «Le dije, ‘Quédese con sus £ 10,000’ y eso fue todo».

Holder siempre ha sido un personaje cortés, según el libro. Una voz popular en la función Ask The Umpire en Test Match Special, era el hombre con el abrigo y el sombrero en la era de los árbitros de la década de 1990 con nombres extrañamente conocidos: Dickie, Shep, el resto.

John Holder (centro), con David Shepherd (izquierda) y Dickie Bird en el Estadio Sharjah en los Emiratos Árabes Unidos, 1993. Holder dice que le ofrecieron dinero para organizar un partido durante este torneo.
John Holder (centro), con David Shepherd (izquierda) y Dickie Bird en el Estadio Sharjah en los Emiratos Árabes Unidos, 1993. Holder dice que le ofrecieron dinero para organizar un partido durante este torneo. Fotografía: David Munden / Popperfoto / Getty Images

Holder, de 75 años, también se ha convertido, contra todo pronóstico, en una especie de asesino de llamas. Tres eventos durante el año pasado ayudaron a transformar al último hombre negro nombrado en el panel de árbitros de élite en una voz de conciencia en el Juego Nacional de Verano.

La primera es esta misma cualidad indeseable de singularidad. En un momento en que la sociedad intenta abordar las barreras dentro de sus estructuras de poder, le corresponde a Holder enfatizar que es 29 años desde que un oficial de partido no blanco fue elevado a la lista de árbitros principales del BCE. En un deporte vinculado a las comunidades de la Gran Bretaña poscolonial, esto parece una anomalía sorprendente.

Se ha vuelto personal. Poco antes de Navidad, el equipo legal de Holder presentó una denuncia ante el tribunal laboral contra el BCE por despido improcedente por discriminación racial. La réclamation concerne son retrait du panel des arbitres de test en 1991. Le titulaire a quitté son emploi d’arbitre de la BCE à l’âge légal de la retraite il y a 11 ans et est en dehors du délai de réclamation en vertu du derecho laboral. Sus abogados han solicitado una excepción de interés especial porque la supuesta discriminación continúa y dicen que hay interés público en que se resuelva.

Aquí es donde surge el tercer punto de interés, dos extraordinarios alegatos que hablan de la demanda de Holder contra el BCE.

El primero es un cargo directo de manipular el balón contra el equipo de Inglaterra de Graham Gooch en la serie de 1991 contra las Indias Occidentales. Aquí hay un elemento adicional obvio de especias. Gooch también fue capitán de Inglaterra el verano siguiente, cuando Pakistán fue demonizado por parte de los medios de comunicación ingleses y el sistema del cricket por su propia manipulación de la pelota en un swing inverso.

«Fue realmente un evento importante en mi vida como árbitro y algo que nunca olvidaré», dijo Holder sobre el supuesto incidente de manipulación. “Era sábado en el Oval justo antes del almuerzo. Estaba de pie en Vauxhall End. Siempre he creído que si los árbitros observan a los jugadores en el campo, a menudo se puede saber si algo malo está sucediendo por el lenguaje corporal de un jugador o lo que sea.

“Phil Tufnell está volviendo a su marca de bolos y pude ver sus dos codos trabajando. Pensé que cuando tenías la pelota en tus manos no la estabas puliendo así, la estabas puliendo con una mano. «

Phil Tufnell jugando a los bolos junto a John Holder durante la Prueba Oval de 1991 entre Inglaterra y las Indias Occidentales.
Phil Tufnell jugando a los bolos junto a John Holder durante la Prueba Oval de 1991 entre Inglaterra y las Indias Occidentales. Fotografía: Graham Morris / www.cricketpix.com

“Cuando vi irse ambos codos, agarré la pelota después. Lo miré y juré entre dientes, porque de un lado estaba rayado. Tenía unos 10 grandes arañazos. «

Tufnell nunca ha sido declarado culpable de manipulación de bolas. Como hilandero, parece no tener ninguna motivación personal para rascar la pelota. Contactado por The Guardian, dijo: «Nunca he intentado cambiar el estado de la pelota de otra forma que no sea la permitida por las leyes del juego».

Holder dice que inmediatamente le planteó el problema al capitán de Inglaterra. “Llamé a Gooch de pasada. Le dije: “Skipper, ¿puedo hablar contigo un momento? ¿Puede darme una razón por la que este globo está en esta condición? Y se encogió de hombros y dijo con su voz muy suave: «No lo sé». Y eso fue todo.

“Este es realmente el error que cometimos. La ley nos permite cambiarlo por otra bola. Pero también sabía que las autoridades no harían nada al respecto. Siempre que sucede algo potencialmente controvertido, intentan enterrarlo y cepillarlo debajo de la alfombra. El jugador, que lo hizo, sabía exactamente lo que estaba haciendo.

Holder escribió el incidente en el informe de su árbitro y lo envió a Lord’s. Nunca escuchó nada de vuelta. Dos meses después, recibió una carta sin previo aviso que decía que había sido excluido sumariamente del panel de pruebas. “Sin ninguna explicación. Estaba devastado. Estaba absolutamente devastado. Creo que fue una gran injusticia.

No hubo informes del supuesto incidente de manipulación de bala en ese momento, pero se mencionó en Jack barandilla libro Jack In The Box, publicado en abril de 1994. Bannister luego comentó sobre la prueba y notó lo que él pensaba que era algo extraño que estaba sucediendo. Según Holder, el libro enfureció al entonces TCCB, el precursor directo del BCE. “Se han vuelto balísticos. Negaron eso [the ball tampering] ocurrió y negó haber sido denunciado. Bueno, esas son dos mentiras masivas.

La historia no terminó ahí. El verano después de su despido, Holder actuó como el tercer árbitro para la prueba de Pakistán en Old Trafford en 1992, ese mismo verano, la manipulación de Pakistán se convirtió en un gran problema en Inglaterra. “Gooch era el capitán de Inglaterra. Durante los intervalos en los que Inglaterra estaba golpeando, entraba a la sala de árbitros para examinar el balón y claramente no estaba contento con el estado del balón.

“Pensé, ‘Qué hipócrita. Fue bueno el año pasado en el partido de prueba de Windies cuando su chico rascó la pelota. Pero ahora estos camaradas lo están haciendo y lo están haciendo mucho más eficientemente, ahora están haciendo trampa. «Hay una hipocresía masiva».

Wasim Akram entre los bateadores David Gower (izquierda) y Graham Gooch en la prueba Inglaterra v Pakistán en Old Trafford en 1992.
Wasim Akram entre los bateadores David Gower (izquierda) y Graham Gooch en la prueba Inglaterra v Pakistán en Old Trafford en 1992. Fotografía: Graham Morris / www.cricketpix.com

Contactado por The Guardian, Gooch dijo: “Después de todo este tiempo, casi 30 años, no tengo recuerdo de las conversaciones mencionadas. John Holder era un árbitro muy respetado cuando yo era capitán de Inglaterra y creo que teníamos una buena relación en el campo. Recuerdo haber sido el primer baterista de Inglaterra que se enfrentó por primera vez a los desafíos de mi técnica al lidiar con el swing inverso en el verano de 1992 «.

En un nuevo giro en este verano extraordinario, Holder también fue el árbitro de pie dos semanas después de la prueba ovalada en uno de los juegos de campeonato del condado más extraños.

Lancashire jugó contra Essex en Old Trafford durante el último fin de semana de agosto, con un partido de la liga dominical intercalado el domingo. Essex necesitaba una victoria de cuatro días para reforzar sus esperanzas en la liga. Lancashire necesitaba ganar el juego de más de 40, y lo hicieron. Lancashire luego dijo que dejaron Essex en una búsqueda relativamente fácil en el partido de cuatro días.

Más tarde, el lanzador rápido Don Topley, quien jugó para Essex en ambos juegos, alegó que se había llegado a un acuerdo para arreglar los resultados de una manera mutuamente favorable. Esto ha sido negado airadamente y repetidamente por jugadores de ambos lados, incluidos los dos capitanes Derek Pringle y Neil Fairbrother, quienes están en el registro como rechazando en los términos más enérgicos las afirmaciones de Topley.

Holder estaba preocupado por las acciones de los equipos en ese momento y sigue sin estar seguro. “Cuando llegó esa declaración, estaba negando con la cabeza con incredulidad cuando salí del campo porque no tenía sentido para el cricket. Con su ataque en terreno fácil, Lancashire no tenía ninguna posibilidad de ganar este juego. Este resultado es dudoso por decir lo menos. No significa nada. Tienes que decir que este juego se ofreció en Essex.

No se ha encontrado evidencia que respalde las afirmaciones de Topley. Pero las acusaciones fueron lo suficientemente alarmantes como para desencadenar una investigación policial. Holder revela que nunca ha sido interrogado por la policía o el TCCB, a pesar de ser uno de los árbitros permanentes del juego. El informe de TCCB sobre el caso no se ha hecho público.

Holder había hecho sonar la alarma sobre la manipulación de la pelota dos semanas antes y había visto enterradas sus preocupaciones. Desde entonces se ha preguntado si los dos incidentes podrían estar relacionados. “Quizás se dieron cuenta de que estaba siendo demasiado honesto. Simplemente no tenía sentido. [Not to interview Holder] … No fue accidental. Ningún equipo se habría declarado en ese momento. Nunca he visto que sucedan este tipo de cosas en el cricket. Parece un encubrimiento.

Por supuesto, es tentador preguntarse por qué Holder no se ha pronunciado antes sobre estos incidentes. Señala un sentimiento de impotencia. “Sacudí este barco después de la prueba ovalada y fui castigado por ello, por hacer bien mi trabajo. No tengo ninguna duda de que si hubiera levantado la voz y dicho algo, habrían encontrado la manera de deshacerse de mí. A pesar de lo que pasó, me encantó el trabajo y lo volvería a hacer si tuviera 30 años. Me encantaba oficiar.

Es una fuente de tristeza que esto termine en acciones legales. Los abogados de Holder dicen que fue despedido del panel sin ninguna explicación y sin posibilidad de responder. “El BCE está en una posición en la que está tratando de cubrirse las espaldas ahora. Si se tomaron en serio el tema de la raza y la inclusión, no hay forma de que hayan pasado 29 años desde que se nombró a un árbitro no blanco para el panel de primera clase.

Holder está muy apegado a este tema y sus palabras son intransigentes. También reflejan una realidad en la que el último jugador de críquet negro de una escuela pública inglesa que hizo su debut en un partido de prueba fue Michael carberry una década atrás.

“El BCE hizo declaraciones públicas grandiosas con arrogancia, pero hizo muy poco. Cuando habla de diversidad, inclusión e igualdad de oportunidades, no tiene sentido. Sus acciones demuestran que no significan nada. Simplemente no resiste el escrutinio.

“El BCE debe ser sometido a un examen forense y deben tomarse medidas para detener la basura que está pasando allí. Las personas que permitieron esta brecha de 29 años, que no contrataron a una persona que no fuera blanca como oficial del partido, deben responder. «

John Holder en su casa de Rochdale, Greater Manchester.
John Holder en su casa de Rochdale, Greater Manchester. «Cuando el BCE habla de diversidad, inclusión e igualdad de oportunidades, no tiene sentido». Fotografía: Christopher Thomond / The Guardian

El BCE sostiene que está preocupado por la anomalía señalada por Holder y que varios funcionarios de BAME han sido designados para la lista de reserva y para roles periféricos a la actividad de arbitraje real.

Un portavoz del BCE dijo: “Es muy importante para nosotros que el cricket sea un juego que todos puedan disfrutar y experimentar de la misma manera. Si bien hemos logrado avances significativos durante el año pasado para hacer que el juego sea más inclusivo y diverso, queremos hacer mucho más en los próximos meses para lograr un cambio duradero.

«Se introducirá un código contra la discriminación durante todo el juego antes de la temporada 2021, mientras que el establecimiento de una comisión independiente escuchará evidencia de desigualdad y discriminación y hará recomendaciones sobre las acciones necesarias para abordarla».

El BCE también ha expresado su deseo de mediar en el reclamo de Holder y su voluntad de discutir los problemas que plantea. Se espera que se pueda lograr alguna forma de reconciliación compartida.

Holder sigue siendo el único árbitro británico no blanco en 150 años de cricket de prueba. Él debería estar en el interior de este debate, no una voz al margen.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: